Facebook Twitter Google +1     Admin

Tojú C.F. 1 - 6 Hispania

Lamentable partido del Tojú C.F., del que pocos argumentos positivos se pueden extraer. Una jornada más, el Tojú no sólo sale derrotado, sino con cara de no entender cuál es el problema ni tampoco cuál es la solución. Tres puntos perdidos, el ánimo por los suelos y crisis deportiva son las ideas que tenían los jugadores del Tojú C.F. cuando abandonaban el terreno de juego.

No es momento éste de hacer hincapié en los fallos del equipo ni tampoco airear nuestros problemas, pero lo cierto es que mucho tiene que mejorar el Tojú si quiere volver por los derroteros que le llevaron a la victoria hasta en tres ocasiones y que hacían de él un equipo con aspiraciones a todo.

El partido, para ser sinceros, comenzó bien para el Tojú: el balón se movía a su favor en pases cortos y largos y las llegadas, aunque pocas, hacían intuir que el gol a favor del conjunto tricolor estaba más cerca. Pero bastó un gol del Hispania para que la minada moral del equipo se viniera abajo y el conjunto de sus jugadores se saliese por entero del partido. Fueron momentos de correr sin sentido, de pases errados, de balones perdidos, y todo ello por un sólo gol en contra.

Afortunadamente, el equipo logró sobreponerse y darse cuenta de que tenía motivos para sacar el partido adelante, y con presión y buen juego logró que el Hispania hiciese un claro penalti sobre Dani Torres, que transformó a la perfección Sagu. Tras el gol, vinieron los mejores momentos del Tojú, que pudo llegar al descanso con marcador a favor si Dani Torres tras pase de Oliva, o Tafi tras pase de Celso, hubiesen culminado la jugada. Aún así, se llegó al descanso con la sensación de que se podía ganar el partido, y ello a pesar de las numerosísimas bajas (hasta 9), que hicieron que el Tojú sacase un once no visto hasta la fecha (Cambre, Gali, Pachá y Pollo en defensa; Leo, Oliva, Sagu y Dani Torres en el centro; y Tafi y Celso arriba).

Tras el descanso el Tojú salió con las piernas entumecidas, y, a pesar de los cambios de Borja por Pachá y Elías por Leo,  el Hispania logró ponerse por delante en el marcador en un rápido contragolpe, lo que bastó para que el Tojú, un partido más, se desordenase como si así fuese a remontar. Entonces llegó lo de siempre, los cinco de arriba atacando, y los cinco de abajo defendiendo. Si a eso se le suman regates inútiles, desmarques a destiempo, fueras de juego de patio de colegio y un juego basado en nada, se tiene por resultado cinco goles en contra y un desgaste físico enorme (Salvaje es ejemplo de ello) para perder con absoluta justicia.

En consecuencia, los últimos 30 minutos del partido, en los que un agotado Oliva se cambió por Pachá y Dani Torres por Leo, fueron un recital del "8" del Hispania, que desmostró ser el mejor de su equipo. En el Tojú, por el contrario, sólo Borja hizo méritos para cambiar algo las cosas en el centro del campo, pero ni él ni nadie pudo evitar lo que se venía encima.

Desorden, falta de compromiso y responsabilidad para defender y físico, he ahí los tres grandes problemas que el Tojú C.F. debe afrontar si quiere volver por la senda del triunfo.

17/12/2008 17:36. Tojú Club de Fútbol #. Crónicas

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.