Facebook Twitter Google +1     Admin

Tojú C.F. 0 - 4 Íberos C.F.

Contundente derrota del Tojú C.F., que suma dos jornadas consecutivas sin puntuar ante rivales directos, y se aleja cada vez más de la cabeza de la clasificación. Honestamente, el Íberos C.F., especialmente en la segunda parte, fue superior al conjunto Tricolor, que nunca se sintió cómodo en el campo.

La alineación de la primera parte, con un 4-2-3-1 para la ocasión con Antonio en la portería, Gámez, Gali, Alfredo y Cambre en la defensa, Leo y Oliva como pivotes, Tafi, Sagu y Pollo en la línea de tres y Celso en punta, salió con la mentalidad de desgastar físicamente al Íberos C.F. manteniendo el empate con vistas a la segunda mitad del encuentro.

Y lo cierto es que el Tojú C.F. jugó bien en la primera parte, en la que plantó cara y no dejó jugar al Íberos, cuyo único recurso ante la presión del conjunto Tricolor eran los pases en largo para su rápido delantero. Aún así, la buena disposición táctica y la dura presión en el centro del campo asfixió el centro del campo del Íberos, que no se encontraba cómodo en el partido.

Pudo haberse adelantado el Tojú con un gol anulado a Celso por un más que dudoso fuera de juego, pero lo cierto es que el partido estaba igualado y lo justo hubiera sido que el empate hubiera permanecido en el marcador hasta el descanso. Sin embargo, un disparo lejano que cogió un efecto raro engañó al portero de la Tricolor, lo que provocó que el Íberos C.F. se fuese con un resultado a favor para la segunda parte.

Tras la reanudación, los cambios de Quesada por un tocado Sagu, y de Javi por Tafi tenían que suponer un cambio en el juego, pero desgraciadamente no fue así: Javi recibió muy pocos balones y Quesada no encontró huecos ante la presión del Íberos C.F. Máxime cuando el Íberos C.F. volvió a anotar tras un buen disparo que rebotó en el palo.

Fue ése el momento en el que el Tojú se vino psicológicamente abajo y entraron las prisas. Consciente de ello, el Íberos se mantuvo calmado y no decidió echarse atrás, sino seguir jugando y presionando en el propio campo de la Tricolor para que no se viniera arriba su rival.

Dani Torres salió al campo por Pollo, pero su trabajo en la presión no serviría de nada: los balones ni siquiera llegaban al centro del campo. Ante tal situación, se cambió el inútil 4-2-3-1- por un 4-4-2: Cambre salió por Josejo y Oliva por el ariete Elías.

Los cambios y el desorden táctico del conjunto tricolor, en parte provocado por la deseperación, hizo que el Tojú tuviera ocasiones para marcar, pero no lo hizo. Javi no encontró a nadie para dar el pase de la muerte tras un buen slalom, dos disparos de Quesada se fueron lamiendo el larguero y Gali llegó demasiado cansado para rematar a puerta con el portero de los Íberos vendido.

El que no falló fue un experimentado Íberos C.F., que, al contragolpe, supo batir por dos veces en un par de manos a mano contra Antonio, quien no pudo hacer nada en ambos, al contrario de lo que ocurrió en un mano a mano anterior en el que sacó un pie prodigioso para evitar una goleada más abultada.

En resumen, lección de forma física y disciplina del Íberos C. F. al Tojú C.F., que cierra  el calendario más complicado (con 6 partidos antes los grandes de la tabla) con los nada despreciables 9 puntos de 18, que bien podrían haber sido más de haber sabido aguantar los marcadores ante La pinza Española y sobre todo, ante Zidanes y Pivones.

23/11/2008 21:31. Tojú Club de Fútbol #. Crónicas

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.